senator hotels

En Senator Hotels & Resorts no hemos dejado de trabajar ni un minuto desde que se inició la crisis sanitaria por la que nos vimos obligados a cerrar nuestros establecimientos. Comenzamos a preparar entonces un plan estratégico para abordar la situación de cara a la temporada de verano 2020, la cual se intuía muy inestable. Llegó el momento de reforzar nuestros protocolos de salud y limpieza, estudiar los datos y las previsiones de ocupación, formar al personal y desarrollar nuevas ideas para que la experiencia de nuestros huéspedes fuese lo más segura y satisfactoria posible, dentro de las limitaciones a las que nos enfrentábamos.

Un otoño muy duro

Ahora que el verano ha llegado a su fin toca analizar los datos, reflexionar y tomar decisiones para afrontar, de la mejor manera posible, lo que queda de 2020. Somos completamente realistas y conscientes de que la temporada de otoño será muy dura, ya que vamos a contar con un alto porcentaje de hoteles cerrados al paralizarse el flujo de huéspedes procedentes de los distintos mercados emisores. Inevitablemente esto tendrá efectos devastadores a todos los niveles.

La clave de la buena acogida que han tenido nuestras campañas de comercialización, está en el estudio pormenorizado de nuestros huéspedes, a los que hemos ofrecido descuentos exclusivos de acuerdo con sus preferencias. Nos orgullece decir que el 45% de nuestros huespedes son repetitivos, y este año queríamos que supieran que seguíamos estando ahí para ofrecerles las tan ansiadas vacaciones tras estos meses de incertidumbre. Por ello, apoyándonos en estrategias de segmentación, diseñamos ofertas especialmente pensadas para cada tipo de cliente, basándonos en sus estancias con nosotros en años anteriores.

Hemos hecho más flexibles nuestras condiciones de cancelación, ya que si algo hemos aprendido estos meses es que la situación puede cambiar de un día para otro sin previo aviso y queríamos que nuestros huéspedes pudieran reservar con total tranquilidad en este sentido. A esto se añade un novedoso sistema de financiación que permite el pago aplazado de la estancia hasta en 36 meses, sin ningún tipo de interés.

Tecnología y sostenibilidad

A pesar de que las previsiones no son muy esperanzadoras, en Senator Hotels & Resorts nos hemos propuesto aprovechar este impasse que nos trae este otoño de 2020 para exprimir nuestras ideas y redefinir nuestra estrategia para seguir mejorando en el servicio que ofrecemos a nuestros huéspedes, que son el centro de nuestro modelo de negocio.

En esta nueva etapa vamos a apostar por la innovación tecnológica, a fin de acelerar la transformación digital de la compañía, buscando la rentabilidad y eficiencia, tanto a nivel de experiencia para el huésped como a nivel de procesos internos en la empresa, automatizando todo aquello que no aporta valor al Huésped ni a la organización.

Como parte del firme compromiso de la cadena con el medioambiente, otro de los grandes objetivos será seguir promoviendo un modelo de turismo sostenible. Es nuestro deber como empresa reducir al máximo el impacto de nuestra actividad en el medio y por ello debemos permanecer en la búsqueda constante de soluciones y alternativas eco-friendly que implementar en nuestra operativa.

Como por ejemplo la apuesta por los productos de KM 0, la adquisición de energía verde certificada, que ha permitido reducir un 60% las emisiones de CO2; la disminución del consumo de agua por estancia (0,36 m3), la mejora en la separación de residuos, el compostaje de residuos vegetales, la lucha biológica en el control de plagas para evitar el uso de productos químicos o la digitalización de la documentación en hoteles y oficinas, lo que ha reducido nuestro consumo de papel en un 94% (el 6% del papel restante cuenta con el sello PEFC).

Formación y promoción interna

El tercer pilar en el que vamos a continuar trabajando es el desarrollo de nuestros equipos tanto con planes de formación, como promoción interna. Sin duda, el activo más valioso de esta cadena es el equipo humano que forma parte de ella. La calidad del servicio que ofrecen nuestros equipos es un elemento que nos diferencia y que se refleja a la perfección en la satisfacción de los huéspedes que repiten con nosotros año tras año.

Por ello, tras estos meses tan duros por los que han pasado, queremos seguir apostando por el desarrollo de nuestros equipos y su proyección en la empresa.

El desastre vivido este verano y sus nefastas consecuencias para el sector, no pueden ser motivo para perder nuestra esencia de reinvención y mejora continua, tal y como venimos haciendo durante más de 50 años. Sin duda gracias al trabajo e implicación de nuestros equipos saldremos reforzados y con nuevas ideas para afrontar el futuro.