moinsa luxury tropical bedroom

Hace apenas un mes celebramos el Día Mundial del Turismo. Dicha fecha nos obliga a recordar el gran peso que tiene este sector en la economía mundial y la actual necesidad de España de convertirse en un destino internacional sanitariamente seguro para atraer a los turistas extranjeros y fidelizar al turista residente.

Desde Moinsa han plasmado los principales desafíos y soluciones para la hotelería, con el objetivo de reinventarse y salir reforzados de esta crisis:

Conexiones emocionales y sensoriales con los viajeros a través del diseño

Entendemos que esta crisis es, también, una oportunidad de posicionarse a la vanguardia del sector, adaptándose a las necesidades del mercado sin realizar grandes inversiones. El diseño interior es uno de los aspectos clave para generar ese “efecto wow“, que impacta, cautiva y fideliza a los viajeros.

Con el objetivo de crear conexiones emocionales y sensoriales con los viajeros, y a la vez comunicar que estamos cuidando de cada uno de ellos, podemos valernos del reacondicionamiento de espacios, con aprovechamiento de materiales o la reubicación de mobiliario funcional, para crear de ambientes completamente diferentes, que favorezcan el distanciamiento social y que suponen plazos de implementación muy cortos.

Tecnología y sistemas de prevención al servicio de la experiencia de usuario

Incorporar tecnología, como el sistema de auto check in en la recepción, el menú digital en el área de restauración, o la señalética, mejora la experiencia del viajero porque supone una reducción en los tiempos de espera, evita el contacto directo con el personal del hotel y ayuda a mantener las medidas de distanciamiento social.

Es importante destacar que higiene y estética, no están reñidos, Moinsa propone un amplio abanico de soluciones que se integran perfectamente con entorno, tales como: puntos de desinfección automáticos, aplicación de pintura antibacteriana sobre superficies de contacto, que ofrece una protección contra bacterias, hongos y otros microorganismos patógenos, además, de ser fácil de limpiar y desinfectar; o implantación de suelos antibacterianos, que al no poseer porosidad, facilita su higienización.

Fomentar la sostenibilidad y el uso eficiente de recursos naturales

Uno de los mayores desafíos que presenta la Era pos-Covid es hacer un uso racional de los recursos naturales, para evitar daños irreparables en el ecosistema, que evita la propagación de virus y enfermedades.

Para los hoteles más comprometidos con el planeta, Moinsa propone soluciones sostenibles como mobiliario fabricado con materiales reciclados y reciclables, recubrimientos de materiales orgánicos tales como; el heno, la vainilla, las margaritas, el café y la piedra natural flexible, el uso de madera de bosques reforestados, y el bambú, cuya explotación tiene un menor impacto en el ecosistema.