turismo mayores imserso

No habrá más viajes del Imserso en lo que resta de año, si bien, el programa estaba suspendido desde el comienzo de la pandemia. Aun así, el Gobierno ha acordado la cancelación de lo que resta de la temporada de los viajes del Imserso como consecuencia de la pandemia de coronavirus y trabaja ya en un nuevo programa adaptado a las nuevas condiciones para ofrecer todas las garantías a los usuarios.

La cancelación se ha aprobado este martes en Consejo de Ministros, según ha avanzado el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, en una comparecencia en la Comisión de Derechos Sociales y Políticas Integrales de la Discapacidad del Congreso.

“Sería una insensatez que el Gobierno ponga a viajar a millones de personas mayores en este momento de pandemia”, ha subrayado Álvarez, quien ha recordado que son los mayores los más cuidadosos y los que más se protegen del virus.

“Sería una insensatez”

Por ello, “no se puede tomar otra decisión que no sea suspender la temporada actual”, ha dicho el secretario de Estado, quien ha coincidido con la portavoz del PP en su preocupación por el sector turístico, que supone el 12% del PIB y al que hay que ayudar.

No obstante, ha pedido “no mezclar cosas”, porque -ha insistido- “hacer que miles de personas en este momento viajen para salvar al sector turístico creo que sería una insensatez”.

Álvarez ha dejado claro que se cancela la temporada, pero que el programa de turismo social para mayores, del que cada año disfrutan un millón de personas, ya que se trata de “un icono de este país”, una prestación para las personas mayores que se readaptará a las nuevas condiciones.

Álvarez ha recordado que el programa ya llevaba meses “en hibernación” y ha apuntado las dificultades que hubo para retornar a su hogar a más de 50.000 personas que se encontraban viajando cuando se declaró la pandemia.

CEHAT no está de acuerdo

CEHAT no está de acuerdo con la cancelación de los viajes del Imserso y la cataloga como “muy mala noticia”. Consideran vital que no se renuncie a un programa que mueve millones de estancias y reparte riqueza por toda España en sus diferentes segmentos: turismo vacacional y circuitos.

“Lo más apropiado hubiera sido que el Estado hiciera una suspensión temporal y un aplazamiento del programa del Imserso”, reconocen desde la patronal hotelera.

La CEHAT viene exigiendo la creación de medidas sanitarias y corredores seguros para el turismo extranjero, que podrían ser utilizadas por los propios españoles. “Los recursos que había son finalistas y no se deberían perder, sino que canalizarlos hacia una nueva reformulación del programa para que pueda cumplir con los nuevos requerimientos que exige la COVID-19”.

Asimismo, afirman que se debe empezar a trabajar ya en un nuevo pliego de condiciones con una amplia dotación de recursos, “por el efecto tractor y multiplicador que tiene el programa de mayores, que sería una de las palancas para la creación de la demanda”.

Por último, señalan que el programa necesita un rediseño para adaptarse a las necesidades de los clientes y a las circunstancias sanitarias.

2 COMENTARIOS