playa turismo crisis coronavirus

A pesar de la reapertura de las fronteras en Europa, el sector turístico se va a ver duramente golpeado con una caída histórica en el número de viajeros. Según Tourism Economics, se espera que el flujo internacional de turistas caiga un 39% en Europa en 2020 en comparación con 2019. El turismo internacional representó el 35% del gasto turístico en Europa en 2019 y las exportaciones de servicios turísticos generaron ingresos de hasta 428.000 millones de euros en toda la UE. Es decir, el 2,6% del PIB.

Dada la importancia del sector para la economía, el impacto de la desaceleración del turismo internacional en las economías que reciben la mayor cantidad de turistas internacionales (Francia, España e Italia) va a ser crucial. Para analizarlo en profundidad, Natixis ha elaborado un completo informe que podéis descargar en este enlace.

También cabe destacar cómo afectará esta caída en los diversos sectores relacionados con el turismo (alojamiento, transporte aéreo, comercio minorista, actividades culturales y recreativas, etc.).

Una dependencia turística variada

La importancia del turismo internacional varía en toda Europa. Para España, Grecia, Croacia y Portugal, la proporción de ingresos del turismo internacional es particularmente alta (más del 50% del turismo total). Por lo tanto, estos países son muy sensibles a los cambios en los flujos turísticos internacionales. Por el contrario, en Italia, Alemania y Francia, la participación del turismo interno supera el 50%. Esto sugiere que la ausencia de viajeros extranjeros podría ser compensada más fácilmente por los viajeros nacionales.

Dentro del turismo internacional en sí, la dependencia de los países en un país de origen determinado varía considerablemente.

Cabe destacar que los tres países que reciben la mayor cantidad de turistas internacionales (Francia, España e Italia), los turistas europeos forman la mayoría de los flujos turísticos internacionales:

  • En Francia, el 78% de los turistas internacionales (es decir, 70 millones de personas) son europeos. En 2018, representaron el 73,7% de las pernoctaciones.
  • Por su parte, en Italia, representaron el 70% de los clientes internacionales. turistas (67,9 millones de personas).
  • En España representaron el 84% (70,9 millones personas) en 2019.

Reino Unido y Alemania son los principales proveedores de turistas para Francia, España e Italia. Los británicos representan el 14,6%, 21,6% y 7,6% de los turistas internacionales en Francia, España e Italia, respectivamente. Los alemanes, por su parte, representan el 13,6%, el 14% y el 19,4%.

atracciones más visitadas roma tasa turística airbnb viajeros españoles

Origen geográfico de los ingresos

Por el contrario, surge un ranking diferente si analizamos el origen geográfico de los ingresos (ya no de personas) en Francia, España e Italia. Aunque los turistas en estos tres países provienen principalmente de Europa, los ingresos del turismo no son necesariamente europeos.

En España y Portugal, respectivamente, el 74% y el 73% de los ingresos relacionados con el turismo internacional provinieron de turistas europeos en 2019.

En España, el 41,6% de los ingresos provino de Alemania, Reino Unido y Francia. Mientras tanto, en Italia, solo el 59% del gasto lo realizan residentes europeos. En Francia, los residentes europeos representan solo poco más de la mitad de los ingresos relacionados con el turismo, lo que indica una mayor dependencia de los países no europeos cuando se trata de ingresos.

La proporción del gasto promedio por visitante muestra qué nacionalidades gastan más. Por ejemplo, los turistas de países más distantes (en particular China, Japón, Estados Unidos, etc.) gastan más por día y por persona que los turistas con otro origen geográfico. Aunque hay menos turistas extracomunitarios en cuanto a volumen, contribuyen proporcionalmente más que los turistas europeos. Este es particularmente el caso de los viajeros en Francia e Italia.

Perspectiva del flujo de turistas por países

La estructura del turismo difiere entre los tres países en términos del origen de los visitantes, su poder adquisitivo y el peso relativo del turismo interno. Por lo tanto, los controles fronterizos influirán significativamente en los flujos turísticos internacionales, pero su impacto diferirá de un país europeo a otro.

  • El turismo intraeuropeo se verá afectado negativamente, pero menos que los flujos de turistas no pertenecientes a la UE debido a la apertura más rápida de las fronteras dentro de la UE y los contextos sanitarios y regulatorios similares.
  • Si los turistas europeos responden, España podría encontrar más fácil mantener sus ingresos por turismo internacional.
  • Francia e Italia podrían sufrir significativamente por la desaceleración de los flujos turísticos no europeos, debido a su alta participación en los ingresos de estas nacionalidades y su mayor poder adquisitivo. De hecho, no hay planes de abrir fronteras para los turistas de Estados Unidos, Brasil o Rusia, y la reapertura con China depende de la reciprocidad.
  • Por último, las percepciones del riesgo para la salud serán cruciales en términos de demanda turística para estos países. Es probable que los turistas favorezcan aquellos destinos considerados más seguros en virtud de tasas de infección más bajas. Esto podría hacer que algunas regiones sean menos atractivas (Lombardía, Gran París, etc.).
  • En Italia, el hecho de que la pandemia golpeara con más fuerza en el norte del país, donde generalmente se concentran los turistas internacionales, puede socavar la confianza de los turistas en este destino.
  • Según Tourism Economics, se espera que los viajes internacionales en Europa caigan un 39% este año en comparación con 2019. Esto equivaldría a 287 millones menos de llegadas de turistas internacionales. Por países, Tourism Economics pronostica una disminución de 38 millones de turistas internacionales en Francia, 34 millones en España y 31 millones en Italia.

plataforma parís precios francia destinos Semana Santa

Impacto estimado de COVID-19 en sectores directamente relacionados con el turismo

Impacto en términos de consumo, empleo y valor agregado para el sector turístico en general. Según las estimaciones de Natixis, en referencia a los supuestos de Tourism Economics en cuanto a caída de viajeros, Francia podría perder 23.000 millones en ingresos, más del 30% de los ingresos obtenidos en 2018.

Esto incluiría 7.600 millones provenientes de turistas chinos y estadounidenses, es decir, el 14% de los ingresos por turismo internacional que recibe Francia. Se estima que el valor agregado global del turismo podría caer del 7,5% al ​​4,2% del PIB y que el empleo atribuible al turismo podría sufrir un shock del 40%.

En España, se espera que con 34 millones menos de turistas, la pérdida podría ascender a 38.700 millones de euros durante el año, es decir, más del 35% del consumo turístico no residente. El turismo representa en España el 12,3% del PIB, un porcentaje que podría caer al 7,4%. El empleo podría caer del 12,7% al 7,7% en cuanto al empleo total generado en el país.

Por último, en Italia, la pérdida de 31 millones de turistas internacionales en 2020 podría reducir los ingresos en 21.000 millones, es decir, la mitad de los ingresos recibidos en 2018 (de los cuales 9.200 millones, o el 20% del total, provino de viajeros de Estados Unidos, Canadá y Australia). El empleo relacionado con el turismo podría caer al 8,9% del empleo total, lejos del 15% que representó en 2018.

La crisis llega también al sector alojativo

En cuanto al alojamiento, solo en España, el gasto diario promedio en 2019 fue de 112 euros para viajeros nacionales, muy lejos de los 197 euros que gastaron los viajeros extranjeros. Por lo tanto, se puede prever que el alojamiento turístico sufra particularmente por la caída de los flujos turísticos internacionales.

También es probable que los turistas prefieran alojamientos privados y alojamientos que cumplan con los requisitos de distanciamiento social, lo que hará que los establecimientos no hoteleros (hostales, casas privadas, etc.) sustituyan a los hoteles con áreas comunes.

Algunos países pueden estar mejor ubicados para responder a estas demandas (Francia, Croacia, Países Bajos), mientras que otros países tienen una mayor concentración de hoteles (España, Grecia, Portugal, etc.) y, por lo tanto, presentan un mayor riesgo de sufrir el rechazo de los turistas. Aun así, en países como el nuestro, el turismo está menos concentrado en las grandes ciudades, por tanto, el turista extranjero puede sentirse más tranquilo al no encontrar destinos colapsados.

gasto-turismo-espana
Gasto por turista y sector en España

La caída del transporte aéreo

Tras el alojamiento, el segundo elemento de gasto más grande para los visitantes no residentes es el transporte. Especialmente, el gasto en transporte aéreo es particularmente significativo. Es el principal transporte para turistas internacionales, especialmente para quienes provienen de regiones lejanas.

En 2018, el 80% de los turistas viajaron a España en avión. El 41% viajó así a Italia. En resumen, los turistas representaron el 64% del gasto en transporte. En Francia, el transporte aéreo acogió al 32% de los turistas que llegaron a Francia en 2018, incluido el 66% de los turistas no europeos.

Esto es, en los tres países, el sector del transporte aéreo sufrirá en gran medida la caída de los flujos turísticos. Las consecuencias en términos de empleo podrían ser significativas en España y Francia, donde el sector emplea a 60.000 y 43.000 personas, respectivamente.

Otros sectores que se verán afectados

Algunos sectores indirectamente relacionados con el turismo también se verán afectados negativamente. En el caso de los restaurantes, el gasto de los turistas internacionales también representa una parte importante de sus ingresos. Los países más afectados podrían ser España, seguido de Italia, debido a la gran cantidad de empleos que genera este sector (más de 1,2 millones en España y cerca de 1 millón en Italia).

En Francia, los turistas europeos gastan mucho menos en comparación con los turistas extracomunitarios cuando se trata de visitas a sitios culturales y actividades gastronómicas.

Los turistas no europeos también destacan por sus compras en el sector del lujo. Para los turistas chinos, japoneses y del Medio Oriente que viajan a Francia, el gasto minorista es el segundo gasto más grande después del alojamiento; para los rusos, el tercero.

Por último, las actividades culturales, deportivas y recreativas también sufrirán la desaceleración del turismo internacional. Las principales ciudades de estos países sufrirán este retroceso, en particular los destinos elegidos por los viajeros extranjeros para tales actividades, especialmente en los centros históricos de ciudades como Roma, Venecia, Milán, París, Marsella, Barcelona o Sevilla.

plaza de españa sevilla
Sevilla.

El viajero interno, la gran apuesta

La caída del turismo internacional puede compensarse con un repunte de la demanda interna, ya que los turistas residentes que generalmente viajan al extranjero se dirigirán a destinos nacionales. Por lo tanto, se espera que el turismo interno se expanda más rápido que el turismo internacional, primero gracias al levantamiento de las restricciones de viaje a nivel estatal, pero también debido a la preferencia de los viajeros por destinos más cercanos y seguros.

Según Tourism Economics, se espera que el turismo nacional caiga un 23% en Europa este año. Además, algunos países han adoptado medidas para fomentar el turismo nacional.

La proximidad es una tendencia común que surge de las encuestas de intenciones de viaje en Francia, Italia y España, que podrían beneficiar al turismo interno.

Según Bluepillow, más de la mitad de los italianos informa que desea irse de vacaciones este verano, si bien el 89% quiere quedarse en Italia.

En Francia, un estudio de VVF Ingénierie demostró que la pérdida del poder adquisitivo ya está afectando las decisiones de las vacaciones de los hogares franceses. Entre los encuestados, el 16% dijo que consideraría reducir su presupuesto de vacaciones y el 15% acortaría sus vacaciones. Al igual que en Italia, el 87% de los franceses informa que desea permanecer en Francia.

Según Deloitte, entre el 7% y el 25% de los españoles tiene la intención de viajar al extranjero, dependiendo del transporte y el tipo de viaje, en comparación con el 75% que prevé hacerlo otros años.

España, el más afectado por la falta de viajeros

En Italia y Francia, los turistas nacionales continúan representando la mayoría del gasto (62% o 103.000 millones en Francia y 58% o 68.000 millones en Italia en 2017), lo que podría frenar las pérdidas del sector.

En España, sin embargo, la participación del turismo interno es menor (45% o 50.000 millones). El gasto en el extranjero de turistas franceses e italianos, que podrían recuperarse parcialmente este año por el turismo interno, se estima respectivamente en 36.700 millones y 27.100 millones (en comparación con una pérdida de ingresos internacionales de 23.000 millones y 21.000 millones, respectivamente). En teoría, esto podría permitir recuperar las pérdidas del turismo internacional, aunque la sustitución total parece demasiado optimista.

Por el contrario, los residentes españoles gastan solo 22.000 millones de euros en sus viajes al extranjero (en comparación con las pérdidas de 38.700 millones de euros que se prevén este año por la caída del turista extranjero). Por tanto, el gasto del viajero nacional no será suficiente para compensar las pérdidas, incluso suponiendo una transferencia total del gasto de los turistas españoles al país.

Conclusión: España la más afectada

Tras este completo análisis, lo más probable es que España se vea más afectada debido a la dependencia de su sector de los turistas internacionales y su escasa demanda interna. Sin embargo, los turistas que viajan a España son principalmente europeos, lo que podría frenar la caída de la llegada total de turistas al país.

Por otro lado, Francia podría recurrir a una demanda interna ya considerable y a la posibilidad de recuperar parte del consumo habitual de los turistas franceses en el extranjero. Italia también tiene una estructura de ingresos más equilibrada entre residentes y no residentes y también podría beneficiarse del auge del turismo interno, impulsado en particular por su crédito fiscal de vacaciones para hogares de bajos ingresos.

Playas en Formentera reservas
Playas de Formentera. Foto: Elisa Riva / Pixabay

Imágenes cedidas: Nemanja .O. en Unsplash, Shutterstock.com