molduras orac decor Santa Catalina a Royal Hideaway Hotel low

El hotel Santa Catalina, a Royal Hideaway Hotel se halla en Las Palmas de Gran Canaria, en una espléndida finca de estilo colonial inglés, construida en 1890 y catalogada como monumento histórico. Este año ha cumplido 130 años y lo ha hecho con una profunda renovación que le ha devuelto todo su esplendor, de la mano de la cadena hotelera Barceló Hotels & Resorts.

El glamour, la autenticidad, la exquisitez, son parte de la esencia del hotel, que ha atraído a grandes personalidades nacionales e internacionales desde sus comienzos para alojarse en sus elegantes 204 habitaciones, ya sea con vistas al mar o al jardín.

En las habitaciones Deluxe el estilo neoclásico y colonial inglés ofrecen confortables estancias donde se ha estudiado cada detalle. La firma referente en molduras Orac Decor ha equipado con rosetones y zócalos estas estancias.

Un dúo fresco y elegante: ventilador de techo más rosetón

En el techo de las habitaciones de este histórico hotel, un rosetón (R77) de la firma Orac Decor enmarca un ventilador de tres aspas de madera, lo que consigue un elegante y fresco estilo colonial.

La ventaja de este tipo de ornamento es que consigue de manera sencilla devolver el esplendor de los clásicos de siempre a la arquitectura interior, se trata de una pieza de 62 cm de diámetro que se coloca fácilmente, solo mediante la utilización de colas. Estéticamente, realza la elegancia de la habitación, rompiendo la monotonía del techo y consiguiendo un acabado acorde con la elegancia del establecimiento hotelero.

Un zócalo sobrio y funcional

Además, Orac Decor también ha suministrado en el hotel Santa Catalina, a Royal Hideaway Hotel el zócalo de diseño sobrio con canaladuras SX 105. El diseño sobrio de este rodapié proporciona un elegante paso del suelo a la pared y, además de conferir un acabado estético a los espacios, es de destacar su funcionalidad para esconder el cableado. Gracias a su resistencia al agua y a los golpes, es ideal para establecimientos hoteleros.