aehm coronavirus madrid ciudades más sostenibles

La crisis del coronavirus ha afectado más a Madrid y Cataluña que al resto de España, por eso los viajeros nacionales están decantándose por destinos como Andalucía, Asturias o Galicia para pasar sus vacaciones.

Así se desprende del II Informe#LovingTourism, que confirma que un 40% del turista nacional pretende viajar este verano y hasta un 67% señala que viajará de dos a tres veces en lo que resta de año.

Este segundo estudio llevado a cabo por CastroConsulting Marketing & Strategy en el marco de la iniciativa solidaria de apoyo al turismo nacional #LovingTourism se presentó la pasada semana a través de un multitudinario webinar en el que participaron Miguel Sanz, director de Turismo de Madrid Destino; Vicent Torres, director adjunto de de l’Agència d’Estratègia Turística de les Illes Balears y Nuria Montes, secretaria general de HOSBEC.

En la elaboración del Estudio sobre la Intención de Viaje del Turista Residente en España durante la Fase de Desescalada, se han analizado los resultados de 6.936 encuestas a residentes en España mayores de 18 años. La encuesta ha sido realizada durante parte de la Fase de Desescalada (11 al 24 de mayo de 2020).

Caída importante de turistas

Sin lugar a duda, la crisis sanitaria por la pandemia de coronavirus está teniendo un gran impacto sobre la demanda turística. De un lado, la merma de turistas internacionales por el cierre de fronteras y reducción de vuelos con determinados países, y por otro, la retracción de la demanda interna que según la encuesta realizada en este II Estudio puede estar entre el 21% (españoles que afirman que no saldrán de vacaciones este año) y el 59% (en el caso de que los españoles indecisos decidan también no viajar)

Una de las buenas noticias que deja este estudio es que, a cerca de la mitad de los residentes entrevistados en la fase de desescalada, la crisis sanitaria no les ha impedido trabajar con cierta normalidad (48,3%). Además, al 16,5% y 9% tampoco les ha afectado, por no estar activos (jubilados, estudiantes…) o porque ya estaban en el paro antes de la aparición del COVID-19.

En cambio, un 25% confiesa que la crisis sanitaria le ha perjudicado claramente, llevándole a un ERTE (en sus distintas modalidades), cese de actividad o simplemente dejándole sin trabajo.

La actividad se ha visto más comprometida en los archipiélagos canario y balear (33% y 30,9% en ERTE, cese o sin trabajo), que en el resto de los territorios. Por otro lado, se ha podido comprobar que los empleos de las mujeres y los jóvenes están sufriendo más los efectos adversos de esta crisis sanitaria.

canarias alquiler vacacional prohibido

Desestacionalización de la demanda

Junto a esta pérdida de la demanda turística interna, también se van a producir cambios en el comportamiento de los turistas residentes en España que finalmente salgan de vacaciones este año. En este sentido, se avanzará hacia la desestacionalización.

Si bien agosto continuará siendo el mes de vacaciones por excelencia (57,5%), cobran protagonismo los meses de julio (40,3%) y septiembre (38,5%). Además, el efecto del COVID 19 queda patente en el escaso número de ciudadanos que confiesan que veranearán en junio 7,7% quedando por debajo del resto de meses del año.

Si algo positivo podemos extraer de la aparición del coronavirus, es su efecto de desestacionalización de la demanda, pues el 76% confiesa que viajarán en el periodo de septiembre a diciembre.

La intención de viajar fuera de la temporada alta se hace patente en aquellas personas que ya no estaban activas antes de la pandemia, con domicilio en la Comunitat Valenciana, Cantabria, Castilla La Mancha y los dos archipiélagos. A mayor edad, superior probabilidad de postergar las vacaciones para los meses de septiembre y octubre (especialmente las personas que ya estaban en una situación laboral de inactividad y viajaban solas o en pareja), y a menor edad, mayor posibilidad de viajar en agosto o en diciembre.

En coche y en hotel

El automóvil será el principal medio de transporte, aunque se va recuperando poco a poca la confianza en uso de transportes colectivos

Los hoteles seguirán siendo el alojamiento preferido recobrando niveles próximos a la anterior normalidad, pero los turistas ahora también mostrarán un interés renovado por otras modalidades alojativas como los apartamentos, las viviendas turísticas, los alojamientos rurales y las segundas residencias.

grafico-alojamiento-informe

Cabe destacar también que un 79% de los viajeros se alojaría en un hotel que hubiera acogido a pacientes del coronavirus, siempre que haya sido desinfectado. Sin embargo, hay un 21% que los evitará (principalmente, jóvenes y familias).

Asimismo, los viajeros consideran imprescindible desinfectar las habitaciones (62%), el uso obligatorio de la mascarilla por parte de los empleados (47%) y el uso de geles desinfectantes tanto en baños (51,7%) como en recepción (51,3%).

Por otro lado, los viajeros consideran importante reducir el aforo de los restaurantes a la mitad y controlar la temperatura en recepción (45%). También hay un 40% que pide que se realicen test rápidos a la llegada al hotel.

Este año #YoMeQuedoEnEspaña

En 2020, van a prevalecer los viajes dentro del territorio nacional (84%) frente a los internacionales. Los destinos de sol y playa siguen siendo los más solicitados (62,8%) aunque el peso de los naturales también es muy elevado (51,2%).

Ahora bien, en la fase de desescalada se evidencia la intención de ir a una mayor variedad de destinos que en las dos fases anteriores. En líneas generales, afianzan su crecimiento el turismo rural y el excursionismo, en detrimento del turismo urbano, aunque también evidencia una cierta recuperación con respecto a la fase de confinamiento

Los destinos extranjeros están cada vez más descartados, del 50,2% al actual 16,2%. En efecto, el 81,4% de los entrevistados veranearán en otra comunidad autónoma, recogiendo este turismo endógeno especialmente Andalucía, Galicia y el Principado de Asturias, seguido de la Comunitat Valenciana y Illes Balears. Las zonas urbanas como Madrid y Catalunya son las grandes perjudicadas por la crisis sanitaria, viendo cómo la intención de viaje desciende alrededor de un 5%.

Los destinos rurales, así como el excursionismo, serán solicitados por personas jóvenes, aunque con menos presupuesto familiar para el viaje. En efecto, disponen de más dinero los que se dirigirán a zonas de sol y playa o a urbanas.

Descarga el informe completo en este enlace.

Imágenes cedidas: Shutterstock.com, Gagliardilmages/Shutterstock