gabriel-escarrer-meliá

Gabriel Escarrer, CEO de Meliá Hotels International, ha sido uno de los profesionales más activos en redes sociales y webinars durante la pandemia. Su voz tiene mucho peso en el sector, así como todos los pasos que dé la cadena que dirige, la mayor de España y una de las más importantes del mundo.

En el próximo número de TecnoHotel, que sale impreso el 10 de julio, publicaremos una entrevista sobre cómo el COVID-19 va a cambiar al sector turístico. Hoy, como anticipo, analizamos el momento actual. Porque, lo más importante ahora es saber si vamos a poder salvar el verano. 

—Lo peor de la pandemia ha pasado. Ahora toca reactivar el sector. Primera pregunta obligada: ¿Reacciona el mercado? ¿Vamos a salvar un poco el verano?

—Es cierto que hemos ganado un mínimo de visibilidad, pero el retraso en la desescalada frente al resto de destinos competidores, y a nuestros mercados emisores, perjudicará aún mas nuestra temporada. Hemos ido incluso “a contracorriente” de la Unión Europea, que recomendó levantar las restricciones a los viajes antes que nuestro país lo permitiera, y ello ha retrasado la normal planificación de conectividad aérea con nuestro país, y ha beneficiado a los destinos más ágiles y flexibles como Grecia o Portugal.

El mercado ha comenzado a reaccionar, y es cierto que en las dos últimas semanas,  según parece que se va reduciendo la incertidumbre, las reservas se multiplican, pero no podemos decir que se haya salvado el verano, pues salvo algunos destinos como Cádiz, Huelva, Alicante, Málaga o Menorca, la demanda es bastante limitada. Las reticencias y la problemática para viajar a nuestro país tienen como consecuencia que todavía hoy, las reservas internacionales no lleguen ni al 10% del total.

—Meliá está posicionada en un sinfín de mercados, ¿cuáles cree que van a funcionar mejor a corto y medio plazo? ¿Cómo está evolucionando el nivel de reservas en China donde ya tienen sus cinco hoteles operativos?

—En China nuestros hoteles funcionan ya con una ocupación creciente, que oscila esta semana entre el 40 y el 65% de ocupación, al igual que Vietnam. En el conjunto de Asia Pacífico, con 17 hoteles abiertos, se mantiene de momento la previsión de tener el 100% del portfolio operativo de nuevo a principios de julio.

En EMEA contamos ya con 39 hoteles abiertos y en América, 12 hoteles, pero seguiremos ampliando las cifras a medida que avanza el mes de junio y julio. En España, para julio esperamos tener alrededor de 60 hoteles ya operativos.

—¿Cree que desde las instituciones públicas se ha ayudado a las empresas turísticas como había que hacerlo?

—El turismo en España representa más del 12% del PIB, un 24% si consideramos el tercer trimestre estanco.

Europa ha recomendado destinar al sector turístico un 25% de los fondos de reconstrucción, dada la importancia y el peso de esta industria en el continente. Ello significaría destinar al turismo español una cuantía cercana a los 35.000 millones de euros, la mitad en ayudas directas, pero hasta el momento, el plan ofrecido por el Gobierno no responde a las necesidades del sector. Asciende a poco más de 4.000 millones, más de la mitad de los cuales corresponden a préstamos avalados por el ICO, y no se incluyen las medidas que desde Exceltur llevamos meses proponiendo en el marco del que hemos bautizado como Plan Renacer Turismo.

Por ello, seguimos insistiendo y tendiendo la mano al gobierno para trabajar en medidas fiscales, incentivos reales, extensión de los ERTEs. etc, que aporten ayudas y certidumbre al sector.

Lo que necesitamos urgentemente no son más avales, para seguir endeudándonos, porque muchos están ya en el límite, sino financiación a fondo perdido para ayudarnos a resistir y a remontar, reorientando nuestro modelo y acelerando la transformación integral de destinos maduros, la eficiencia energética, la economía circular, la cualificación del empleo y sin duda, la digitalización.

2 COMENTARIOS