por hotels benidorm

Tras varios meses de incertidumbre, el sector hotelero mira el verano como una oportunidad para empezar a operar con ciertas garantías.

Durante estos meses, muchos profesionales han preferido mantenerse expectantes y no hacer nada hasta ver cómo evolucionaba la pandemia. Sin embargo, otras cadenas y hoteles independientes han entendido que era el momento de plantear escenarios nuevos y afrontar procesos en los que ya estaban trabajando.

Cobertura de todo el customer journey

Este es el caso de Port Hotels que junto con la empresa de externalización de estrategias de Revenue Management, Bedsrevenue ha acelerado el proyecto de digitalización de procesos dentro de la compañía.

Una de las principales apuestas es la tarifa Just Trip, pensada para que el cliente se sienta seguro a la hora de efectuar la reserva. Y es que la tarifa ofrece cobertura de cancelación antes de viajar, de equipajes cuando se está viajando, un seguro con cobertura médica durante la estancia (COVID-19 incluido), teleasistencia continuada y que asegura también el viaje de vuelta.

Hemos pensado en todo el customer journey: antes, durante y después del viaje, para que el cliente se sienta siempre seguro”, señala Marcos Torres, responsable de reservas de Bedsrevenue.

La cadena ha puesto en marcha además una serie de medidas enfocadas en que los trámites en la recepción sean mas ágiles con un pre check-in y un check-out exprés, especialmente pensado para hoteles urbanos y clientes de empresa.

La honestidad en el precio

La cadena de Benidorm también está desarrollando junto a Bedsrevenue un programa tecnológico basado en la garantía para sus clientes directos de que están comprando siempre al mejor precio con un proceso de Cash back  en caso de bajadas de precios, algo sin duda pionero y ético en las estrategias de revenue management.

“Es un lujo contar con clientes que apuestan por trabajar la honestidad en los precios y servicios con cada uno de sus clientes,” comenta Chema Herrero, CEO de Bedsrevenue.