congreso tecnohotel forum

Las autoridades sanitarias siguen pidiendo precaución para minimizar el riesgo de contagio durante el desconfinamiento. Una de las medidas más efectivas para detectar si alguien tiene fiebre son las cámaras térmicas, que miden la temperatura corporal de las personas. La multinacional de tecnología médica y seguridad Dräger explica cómo puede ayudar a la sociedad este dispositivo que está aumentando cada vez más su demanda.

Uno de los síntomas más evidentes y prematuros del COVID-19 es la fiebre. Ahora, con la apertura paulatina de los grandes espacios se está apostando por la utilización de cámaras térmicas. Tal y como detalla el fabricante Dräger, estas herramientas escanean y detectan los focos térmicos de una persona que superen la temperatura fijada. Así, si se encuentra a alguien que puede ser indicativo de que tenga unas décimas de más, esa persona pasaría a una segunda revisión más en profundidad para descartar un posible contagio.

Una medida necesaria para congresos y ferias

Con la crisis del coronavirus, las cámaras térmicas se están aplicando en lugares concurridos como aeropuertos, hoteles, centros de convenciones, centros comerciales, estaciones de tren, oficinas, etc. El procedimiento es parecido al escáner de seguridad que se lleva a cabo para localizar, por ejemplo, los metales.

Al mismo tiempo, las cámaras térmicas posibilitan que no haya contacto alguno con las personas a las que se le vaya medir la temperatura, minimizando de esta manera el riesgo de contagio del coronavirus. Sin duda, estas cámaras son una medida muy eficaz para hoteles de negocios, que están todavía barajando cómo y en qué condiciones volver a organizar congresos y eventos business.

En palabras de Dionisio Martínez de Velasco, director general de Dräger Iberia, “la sociedad poco a poco a desplazarse, a acudir físicamente a los puestos de trabajo… en definitiva, a tener contacto con los demás. Las cámaras térmicas ayudan a detectar de una manera rápida si alguien tiene fiebre”.

Las cámaras térmicas, un elemento de ayuda contra el coronavirus para aeropuertos, oficinas o centros comerciales

Imágenes cedidas: Shutterstock.com