sacos-resuinsa-proteccion-manta

Desde que se declaró el estado de alarma en Resuinsa no han cesado su actividad ni un solo día. Las primeras semanas se centraron en dar soporte a todos los hospitales y residencias que lo necesitaron. Mientras tanto, su departamento de I+D+i ultimó las líneas de investigación abiertas desde hace años, que han dado como resultado la colección Hygienic Textiles. Soluciones que garantizan la seguridad en cada estancia del hotel.

Actualmente, su principal objetivo es ayudar al hotelero en el cumplimiento de los protocolos indicados para una reapertura segura, pero sin olvidar que el huésped en su estancia debe de vivir una experiencia inolvi­dable, en un entorno higiénico pero agradable. La nueva normalidad está cada día más cerca.

Desde ITH (Instituto Tecnológico Hotelero) y CEHAT (Confederación Española de Hoteles y Alojamientos turísticos) han actualizado la checklist donde se aúnan las normas higiénico-sanitarias que ayudan a la reapertura de los hoteles, incluyendo la tercera fase.

Un protocolo aplicable para cualquier tipo de hotel o establecimiento alojativo, sea grande o pequeño, sea de cadena o independiente. Asimismo, está coordinada a nivel nacional por el ICTE (Instituto Calidad Turística Española), para que sea única y coherente, y que, de este modo, se pueda estandarizar a nivel europeo e internacional.

Proteger almohadas y mantas

Uno de los puntos indicados en la checklist es la necesidad de proteger en la habitación artículos como almohadas y mantas. ¿Quieres saber cómo conseguirlo?

Con la finalidad de guardar en el armario de una manera segura almohadas, cuadrantes, mantas incluso nórdicos, en Resuinsa disponen de unos sacos de protección higiénicos fabricados con el tejido innovador desarrollado por su departamento de I+D+i.

Un tejido antibacteriano con propiedades virucidas mediante la tecnología de los iones de plata, tanto en algodón 100% como en poliéster 100%. También han desarrollado para la fabricación de estos artículos un tejido barrera de poliés­ter 100%.

Si hay elementos, como por ejemplo el nórdico, que van a ser guardados hasta la siguiente temporada recomiendan siempre seguir la regla LGA: Lavar-guardar-almacenar.

Para ello, aconsejan utilizar los mismos sacos de protección o elegir entre sus bolsas de polipropileno blancas o las fundas transparentes que llevan cierre con cremallera y asa, cumpliendo también la función de pro­tección de estos elementos.

Mantas Resuinsa
Mantas Resuinsa

Lavar antes de guardar

Los textiles siempre se deben lavar antes de guardarse, incluso si en apariencia se ven limpios. El riesgo de no hacerlo es encontrarse a la vuelta el producto amarilleado o con manchas. Además, en el caso de guardar el género dentro de un almacén, que en la mayoría de las ocasiones en los hoteles suele estar en el sótano, es primordial lavarlos, guardarlos en la funda adecuada y proceder a su almacenamiento. De esta forma, con las fundas de protección se evitará la formación de moho.

Los altos niveles de humedad y temperatura llevan consigo daños en las prendas almacenadas, provocando pérdida de fortaleza de las fibras. La mejor medida de prevención para la conservación de estos textiles es la protección.

Para más información, visita la web de Resuinsa.