Por: Aida Pons
comunicación turismo responsable sostenible ecológico

La educación no es solo para los más pequeños. Cuando escuchamos hablar sobre el concepto de educación ambiental, pensamos en la inclusión en los colegios de actividades educativas sobre el respeto al medio ambiente. De hecho, uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establece que “para 2030, debemos garantizar que todos los alumnos adquieran los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para promover el desarrollo sostenible, entre otras cosas mediante la Educación para el desarrollo sostenible y la adopción de estilos de vida respetuosos con el medio ambiente”.

Sin embargo, la transformación social hacia un futuro más sostenible depende de que TODOS (empresas, individuales y administraciones) vayamos a una y, para poder hacerlo, debe existir una educación previa. Pero, ¿quiénes nos transmiten esa concienciación social?

Las empresas turísticas y su poder de concienciación

Desafortunadamente, existe un gran desconocimiento sobre los retos sociales, económicos y medioambientales a los que nos enfrentamos, tanto a nivel individual como a nivel institucional. Según el Ministerio de Economía, las pymes representan casi el 100% del tejido empresarial y generan el 70% del empleo en España. No obstante, el 78% de estas empresas desconoce la Agenda 2030 de desarrollo sostenible. ¿Te imaginas a cuántas personas podrían influir estas empresas con sus acciones sostenibles?

En los últimos años, el turismo se había posicionado como el motor de la economía española. Concretamente, la industria turística cerró el año 2019 representando un 12,2% del PIB nacional.

Las empresas turísticas involucran a un gran número de grupos de interés, incluyendo proveedores, empleados, partners, además de, naturalmente, el cliente final. A pesar de la difícil situación que está viviendo este sector, no podemos negar que el turismo es uno de nuestros mayores activos y, por tanto, tiene una gran influencia en nuestra forma de consumir y de vivir.

La educación ambiental es un camino

Actualmente, numerosas empresas en nuestro país están realizando un cambio estratégico en su modelo de gestión empresarial enfocándose en la sostenibilidad. No obstante, como hemos dicho anteriormente, la mayoría todavía tienen mucho camino que recorrer.

La educación ambiental tiene como objetivo provocar en los individuos y las organizaciones un cambio de mentalidad y de comportamiento hacia su entorno, respetándolo y protegiéndolo. Por ello, en el ámbito empresarial, la educación ambiental asume un papel protagonista, queriendo alcanzar una transformación en cada uno de sus miembros en todos sus escalones jerárquicos.

Considero que la educación ambiental es un recorrido, el cual precisa de diferentes fases para poderse integrar en nuestra rutina. Primero, está la fase de conocimiento, saber qué está sucediendo y lo que ello implica. A través de este conocimiento podremos llegar al punto de conciencia, para reconocer cómo nuestras acciones impactan en nuestro entorno y, así, poder pasar a la acción.

Las instituciones turísticas pueden servirse de este proceso de educación para que todos los grupos de interés puedan alcanzar la fase de acción y podamos enfrentarnos a desafíos tales como el cambio climático, el agotamiento de los recursos, la contaminación y la escasez de alimentos, entre otros.

¿Cómo pueden las empresas turísticas introducir la educación ambiental en su estrategia de comunicación?

La comunicación es la base hacia el desarrollo sostenible

En posts anteriores sobre marketing verde ya destacamos que la comunicación de las acciones y valores de la empresa turística son elementos diferenciadores que inspiran a los clientes que buscan experiencias auténticas.

El turismo tiene ese poder, nos inspira, nos emociona y es capaz de ofrecernos experiencias que superan nuestras expectativas. Por ello, las empresas y organizaciones turísticas, como principales prescriptores de destino, tienen la oportunidad (y responsabilidad) de aprovechar ese poder para difundir sus acciones medioambientales y promover la concienciación.


“No se puede cambiar la opinión de las personas con números, gráficas o datos; para concienciar a las personas se necesita conectar de una manera emocional, y la cultura popular y el arte son vehículos especialmente efectivos para eso.

Adriana Vergés, Doctora en Ecología y Profesora de la Universidad de Nueva Gales del Sur, quien ha defendido proyectos de divulgación mezclando Ciencia y Arte.


Ahí es donde entra en juego el Storytelling. La comunicación no es solo para los medios, ni tiene un fin simplemente informativo. Para conseguir un resultado, una acción, debemos inspirar, concienciar a nuestro receptor.

Para poder lograr un cambio en el individuo, debemos conectar con él emocionalmente, y ello lo haremos a través de las historias sobre el destino y sobre las acciones que se están realizando en favor de la sostenibilidad, ya que nuestra memoria es más afín a almacenar los recuerdos que contienen una historia, se sitúan en un lugar y provocan una emoción.

Gráfica-educación-amb-compr

Por ello, para poder impactar a través de la educación ambiental, debemos estar presentes en cada una de las fases por las que pasa nuestro cliente (conocimiento, concienciación y acción). ¿Cómo? Contando las historias que hay detrás de nuestras acciones sostenibles y situándolas en un lugar concreto (destino) para poder conectar con el receptor a nivel emocional.

Beneficios de la educación social y ambiental

Además de los beneficios de desarrollo sostenible, en los cuales no nos adentraremos en este post, las empresas (turísticas o no) se ven relevantemente favorecidas por esa concienciación social.

Una empresa que promueve buenas prácticas ambientales y sociales, además de beneficiar a su imagen de marca y al ahorro en recursos, hace que todos los grupos de interés tengan el conocimiento de las acciones realizadas, entren en conciencia y colaboren con la causa.

Para lograr crear destinos más sostenibles es imprescindible que las empresas turísticas lleven a cabo una estrategia de comunicación efectiva sobre sus acciones sociales y ambientales.

En ético creemos que la mejor manera de avanzar es compartiendo, colaborando y comunicando nuestro conocimiento y visión, por ello apoyamos a las empresas turísticas hacia el camino a la sostenibilidad promoviendo su gestión ambiental y elaborando estrategias de comunicación para que esas acciones logren concienciar, formar y mejorar la imagen de la marca aumentando su valor.

Imágenes cedidas: Globelet Reusable en Unsplash