mantelería resuinsa

Los microorganismos pueden detectarse en cualquier hábitat y sobrevivir en condiciones muy extremas. En 2017, Resuinsa participó en el estudio realizado por AITEX – Instituto Tecnológico Textil- sobre la carga biológica de las mesas con o sin mantel, también llamada Bioburden.

El análisis de las superficies se llevó a cabo por contacto directo con lamino-cultivos que proporcionaron unos resultados aterradores.

En las mesas sin mantel se encontraron 304 ufc/dm2 (unidades formadoras de colonias por dm2), por lo que es inviable comer sobre ellas, pues desinfectar estas superficies con una bayeta no es suficiente para eliminar todos los microorganismos.

Resuinsa siempre ha valorado como “totalmente positivo” este informe para el sector, pues desde su filosofía de continua apuesta por la innovación e investigación, estas cifras aportan datos fiables y prácticos sobre el uso de las mantelerías textiles en las mesas.

Este trabajo de investigación que pone el foco en la higiene, contrasta con la moda que se ha venido dando en los últimos años en España de servir las mesas en restaurantes sin mantel. Se trata de una situación, que “no se ha producido en otros países de larga tradición culinaria, como Italia o Francia”, según señala el director general del Resuinsa, Félix Martí.

La pregunta es ¿vale la pena seguir ciertas tendencias sabiendo que podemos llegar a estar facilitando el aumento de bacterias en la mesa de nuestro establecimiento?

Manteles como símbolo de higiene

En Resuinsa siempre han apostado por el uso de manteles textiles como símbolo de higiene y de calidad, además de que aportan confort y diseño al establecimiento.

Manteles y servilletas que se lavan de manera industrial a 60º y calandrados a 180º, garantía total de desinfección.

Las mantelerías desechables no garantizan la no propagación de virus y bacterias, según publicación científico técnica del Ministerio de Sanidad del 4 de Abril de 2020 sobre el SARS-CoV-2, este puede permanecer activo durante 3 horas sobre superficie de papel (de imprimir o pañuelo de papel). Ahora más que nunca con la crisis sanitaria que el mundo entero está viviendo, “es necesario poner mantelería textil en las mesas”, afirman desde Resuinsa.

Apostando por el I+D+i en el sector, con la mirada puesta en la higiene y con la finalidad de ayudar al hotelero en su vuelta a la “nueva normalidad” en Resuinsa han desarrollado una nueva colección de productos, Hygienic Textiles, con unos tejidos antibacterianos-virucidas.

Tratamiento con iones de plata

Martí señala que “la mayoría de los tratamientos antibacterianos que existen en el mercado se consiguen solo mediante procesos químicos, por lo que su efecto desaparece con los lavados industriales y no son viables para nuestro sector. En cambio nosotros nos hemos unido a la tecnología desarrollada mediante iones de plata consiguiendo un tejido antibacteriano y virucida”

Desde hace años, la plata se utiliza como sistema de tratamiento antimicrobiano en la fabricación de electrodomésticos, máquinas de hielo, filtros de agua, envases alimentarios, sistemas de aire acondicionado, apósitos y material hospitalario entre otros productos. Hoy en día sabemos que los iones de plata son un potente agente antimicrobiano, capaz de acabar con todo tipo de gérmenes: bacterias, hongos, virus y protozoos.

Gracias a las propiedades del textil y a esta línea innovadora de Resuinsa, la higiene y seguridad de cada estancia está garantizada. Textiles higiénicos, de calidad, con diseño, sostenibles y personalizables.

Ahora más que nunca la prioridad es hacer que el huésped viva una experiencia inolvidable, en un espacio seguro pero agradable, para ello es necesario conseguir hoteles “H”: Happy Hygienic Hotels.