turismo big data turistas viajeros avión aeropuerto

Los directivos hoteleros Juan Carlos Sanjuán, de Casual Hoteles; José Ángel Preciados, de Ilunion Hoteles y Javier Suárez de Hotel Princesa Yaiza han analizado en un debate online junto a Rafael Rivelles, de Tarkett, y Carlos Díez de la Lastra, director general de Les Roches Marbella, la situación del sector y los cambios a los que se enfrenta el turismo.

El webinar, organizado por el Grupo Vía, ha dejado un mensaje de optimismo: España está mejor preparada que otros destinos y podrá afrontar esta nueva etapa de una manera más solvente.

Carlos Díez de La Lastra considera que estamos saliendo ya de la crisis médica. “Entramos ahora en un momento donde la velocidad en la recuperación de la movilidad del turista es clave. Aun así, el factor de mayor impacto de esta crisis para el sector, será el tiempo que tardemos en superar la crisis de confianza que se ha generado”, señala.

Juan Carlos Sanjuán, CEO de Casual Hoteles, está de acuerdo en que “abrir sin clientes es peor que no abrir”. Por eso, vaticina varios escenarios, que contemplan desde una apertura muy paulatina en junio, si bien “se irá modulando en función del contexto”. Aun así, para Sanjuán, “la sociedad no va a resistir por fuerte, sino por ser capaz de adaptarse al cambio“.

webinar-grupo-via

La normalidad llegará con la vacuna

Pero las palabras de la ministra de hace unos días, donde vaticinaba una desescalada que podría alargarse hasta fin de año preocupa al sector hotelero. A esto, hay que sumar el cambio que, probablemente, se dará a nivel mundial en todo el sector.

“Si el turismo está basado en la libertad de movimientos y en la globalización, el Covid-19 nos trae un paradigma social y económico radicalmente diferente. Hay miedo a socializar y se están generando una serie de barreras que van a afectar a los modelos y sistemas de negocio”, señala Javier Suárez, director general del Hotel Princesa Yaiza. “Trabajamos para diseñar servicios que nos permitan afrontar este nuevo contexto”, añade.

Respecto a la recuperación, todos coinciden en que la normalidad llegará con la vacuna y que la temporada, inevitablemente, está prácticamente perdida.

Javier Suárez, para el que no coordinar con Europa la apertura a nivel internacional ha sido un grave error, reitera que el sector turístico depende de la movilidad extrajera. “Es una utopía pensar que una población local y nacional, que ha sido afectada en un alto porcentaje por un ERTE, puede suplir los 14 millones de visitantes que hemos tenido en Canarias en los últimos años”, concluye.

Vencer al miedo con seguridad

Según Juan Carlos Sanjuán, aunque los hoteles pequeños y los apartamentos son los que menos van a sufrir, “los hoteles vacacionales y los macro hoteles lo pasarán peor, al menos hasta que haya una vacuna”.

Una idea que comparte José Ángel Preciados, director general de Ilunion, que aun así confía en la capacidad de nuestro país en conservar una visión a medio plazo y en una solución científica a la pandemia.

“El miedo de los clientes está en todos los países, y nosotros tenemos unas capacidades sanitaras, logísticas y de comunicación que nos ayudarán a posicionarnos y a generar confianza. Hay mercados que tardarán en remontar: asiáticos, africanos, latinoamericanos… España tiene la capacidad para gestionar la seguridad y hacerlo mucho más rápido que otros competidores”, explica.

Lo corrobora también Sanjuán, que mantiene que jugamos con una ventaja: una sanidad muy fuerte. “Si un turista tiene que elegir entre viajar a un destino con mala o buena sanidad, elegirá este último”.

Javier Suárez por su parte cree que “tenemos grandes sanitarios, pero debemos mejorar infraestructuras. Hay otros equipos europeos que lo han sabido gestionar mejor. La percepción por ejemplo que tienen los alemanes no es positiva”.

Por eso, todos ellos destacan la necesidad de ofrecer seguridad a los clientes, algo que pasa por aplicar medidas sanitarias. Para Rafael Rivelles, product manager de Tarkett “la gestión del miedo es clave. Los hoteles que sean los primeros en recuperarse serán los más resilientes.  La gente va a querer seguir viajando y hay que mandar un mensaje claro: solidez en medidas sanitarias. El cambio del hotel a una instalación más salubre será el gran reto”.

Unas medidas que apunta José Ángel Preciados vendrán marcadas por las normas sanitarias que se instauren desde las instituciones públicas, por la propia estrategia de cada marca, y por el cliente, “que es quien demandará lo que quiere y nos dirá si elige nuestros hoteles o no”. 

Plan de rescate

“El turismo es el eje que va a permitir que salgamos más rápido o más despacio de la crisis. Si el turismo empieza a funcionar se generará un impacto multiplicador de confianza al resto de sectores” asegura Carlos Díez de la Lastra.

Un pensamiento que esperan los directivos hoteleros sirva para que el Gobierno apueste por establecer medidas económicas. Javier Suárez insta a los miembros del sector “a empujar entre todos cuestiones como un plan de rescate como se hizo con el sector de la banca”, algo en lo que coincide Juan Carlos Sanjuán que asegura que “la industria turística es el eje económico de nuestro país, y si dejan caer al turismo, España se va a la quiebra”.

Imágenes cedidas: Shutterstock.com

4 COMENTARIOS