semana santa turismo

Nos quedamos sin Semana Santa. Y, por tanto, sin un porcentaje importante de los ingresos del sector turístico. Según ha calculado la Agencia EFE, la Semana Santa supone alrededor del 15% de los ingresos anuales del sector. Un 70% se concentra entre junio y octubre y el 15% restante entre puentes y fines de semana.

En 2019, el mal tiempo y las lluvias impidieron una buena campaña, y la Encuesta de Ocupación Turística del Ministerio de Industria reveló que la ocupación de la Semana Santa fue del 76%, frente al 76,8% del año anterior.

No obstante, el nivel de ocupación en los hoteles se situó en el 82,7%, 4,2 puntos porcentuales por encima del de 2018 (78,5 %). En abril de 2019 -la Semana Santa se prolongó desde el domingo 14 al domingo 21 de ese mes- por los aeropuertos españoles pasaron 22,2 millones de pasajeros, frente a los 21,6 del año anterior.

Un año que comenzó mal

Aunque es difícil calcular con exactitud cuál será el efecto de la pandemia de Covid-19, de las restricciones a la movilidad y del cierre de fronteras, los datos de enero y febrero, cuando aún no se había decretado el estado de alarma en España, revelan ya cierto retraimiento del turismo.

En los dos primeros meses del año España recibió cerca de 8,6 millones de turistas extranjeros, lo que supone un descenso del 0,2% respecto del mismo periodo de 2019.

Particularmente significativo resulta el descenso del 59,1% de viajeros procedentes de China, donde ya estaba en pleno apogeo la pandemia de Covid-19.

El turismo chino hacia España venía aumentando en tasas por encima del 20%, aunque en cifras absolutas todavía está por debajo del millón de visitantes, pero, con un gasto medio por turista muy elevado, por encima de los 2.500 euros, frente a una media en torno a los 1.000 euros.

Pensando en el verano

De momento, la caída de las reservas de Semana Santa pone en peligro en torno a un 15 % de la facturación anual del sector a nivel nacional, que observa también un descenso significativo de las prerreservas para el verano, según fuentes del sector.

Según datos de la Confederación Española de Hoteles, las reservas han caído entre un 20 y un 30% e incluso en determinadas zonas han llegado al 40%, especialmente en las comunidades más turísticas.

El consejero delegado de Mapa Group, Alberto Díaz, explica a EFE que las entradas de turistas internacionales “se han caído” y están al 20% de sus niveles habituales en esta época del año, especialmente los procedentes de Asia (China, Corea del Sur, Malasia y Singapur, sobre todo) pero también las de Latinoamérica.

Imágenes cedidas: Shutterstock.com