expedia b2b bitcoins optimización de precios revenue management reputación online

Expedia Group no pasa por su mejor momento. El gigante tecnológico de la distribución plantea el despido de 3.000 trabajadores para reestructurar su negocio. Es, sin duda, la decisión de mayor calado tras el cese de su CEO, Mark Okerstrom en diciembre pasado.
Para informar sobre tales cambios, la compañía envió un email a sus empleados de todo el mundo donde asegura tener la necesidad de reducir personal para ajustar “una organización hinchada” y devolver así al gigante tecnológico a la senda del “crecimiento disciplinado”.
La reestructuración de la plantilla afectará a 3.000 personas, 500 de ellas de su sede principal en Seattle, afirma Josh deBerge, portavoz de la compañía. “Expedia Group anuncia su intención de simplificar la forma en que hace sus negocios“, señaló el lunes deBerge en un comunicado. “Esto incluye detener ciertos proyectos y actividades, reducir el uso de proveedores y contratistas y eliminar aproximadamente el 12% de nuestra fuerza laboral“.

Una decisión necesaria

Tras los decepcionantes resultados de 2019 y el cambio en la dirección de la compañía, el nuevo equipo de liderazgo ha decidido que este es el mejor camino a tomar. “Después de consultar con expertos de todo el mundo, reconocemos que durante los últimos años hemos intentado crecer de una forma poco saludable e indisciplinada“, explican.
Es más, desde la propia empresa aseguran que durante los últimos años han perseguido crecer en el sector sumando empleados y niveles de complejidad, “hasta que muy pocas personas sabían qué tenían que hacer durante el día“, tal y como recoge Bloomberg en declaraciones de Barry Diller, presidente de Expedia.
“Confío en que si simplificamos nuestro negocio y aclaramos nuestro enfoque, nuestros equipos podrán volver a trabajar en los proyectos y prioridades que tengan más sentidos para nosotros, para nuestros clientes y para nuestros partners”, afirmaban en el comunicado.

Imágenes cedidas: Shutterstock.com