tendencias móviles viajar móvil viajes

Cuando viajamos, ya sea por placer, trabajo, o estudio, nuestros dispositivos nos acompañan todo el tiempo: teléfonos móviles, laptops, tablets, kindle, etc.
Por lo tanto para evitar pasar malos ratos, debemos tener en cuenta todo el tiempo la seguridad de los mismos, tanto física como a nivel software.
Muchas veces, visitar lugares nuevos nos distrae más de lo normal, o nos confiamos demasiado y dejamos nuestros aparatos al descuido y expuestos a caídas, hurtos, o simplemente olvidamos dónde han quedado.
A continuación, os dejamos cinco consejos a tener en cuenta sobre cómo proteger nuestros dispositivos al momento de viajar.

1. Considera la seguridad física de los dispositivos

Sin importar a dónde vayamos, sea ciudad, playa, montaña, nuestros dispositivos siempre están en riesgo de que algo les suceda físicamente.
Ante todo, antes de salir del hotel debemos pensar bien a dónde iremos y si realmente vamos a necesitar llevar todos nuestros aparatos con nosotros.
Sabemos que el móvil siempre nos acompañará y que en un solo aparato contamos con casi todo lo que necesitamos para comunicarnos, sacar fotos y escuchar música. Por lo tanto, consideremos bien si es realmente necesario llevar nuestra laptop, kindle, reproductor de MP3, cámara de fotos, etc.
Para proteger nuestros teléfonos, es recomendable colocarles una funda, de ser posible rigida antigolpes, y proteger la pantalla con vidrio templado. Llevarlo siempre encima nuestro en una riñonera es una muy buena opción para guardar nuestras pertenencias más valiosas, y así evitar hurtos u olvidos.
Si nuestro móvil es a prueba de agua, quizás podamos arriesgarnos a llevarlo a la playa o piscina, aún así hay que tener ciertos cuidados. En caso de no estar seguros, una buena idea es colocarlo en una bolsa plástica hermética y enterrarlo en la arena debajo de una toalla.
Con respecto a las laptops, tablets, kindle, etc., lo mejor es llevarlos en estuches adecuados para protegerlos de golpes o filtraciones de líquido.
En el caso puntual de la laptop, lo mejor es transportarla en una mochila que posea un compartimiento específico, y si se puede, colocar además una funda que la proteja de los golpes.
Existen muchos tipos de fundas para las tablets y kindle, dependiendo del uso que se les dé. Lo ideal es que siempre se encuentren protegidos contra los golpes, el agua  y el polvo.

2. Usa una VPN

Conectarse a una red wifi pública no es seguro, ya sea que lo hagamos desde un Café, el hotel, o cualquier otra ubicación.
Para proteger la conexión de nuestros dispositivos, lo mejor es usar una VPN. Esta aplicación protegerá nuestros dispositivos de cualquier peligro que exista en la red, tan solo pagando una pequeña tarifa en dólares.
La VPN protege la conexión disfrazando la verdadera ubicación desde dónde uno está conectado por otra que elijamos, de esta manera podemos preservar también nuestra privacidad.
Algunos de los servicios más populares de VPN son ExpressVPN, NordVPN y VyprVPN. Lo mejor es chequear sitios de reseñas de VPN como VPNCompare, y comparar cada una de las características que ofrecen.
Además, como una ventaja extra,  la VPN permite acceder a diferentes servicios de streaming y TV de tu país que muchas veces se encuentran bloqueados en el extranjero.

3. Usa contraseñas e identificación dactilar o facial para loguearte

Una de las maneras de asegurarse que nadie más pueda acceder a la información que hay en tus dispositivos ya sea en caso de pérdida o robo es configurando el acceso a los mismos con contraseñas o identificación dactilar o facial.
La mayoría de los móviles nuevos tienen la opción de identificación facial o dactilar, y además un pin de seguridad. Lo ideal es activar todas las funciones al mismo tiempo, ya que lo torna más seguro en caso de que el dispositivo caiga en manos extrañas, y también en el supuesto que algunas de las características no funcione.
Si estás en la playa o la piscina e intentas desbloquear tu móvil con la mano húmeda, es posible que no funcione del todo bien, pues el pin numérico puede salvarte. Lo mismo sucede si te encuentras en un sitio con poca luz al momento de querer hacer el reconocimiento facial.
Con respecto a las laptops, lo mejor es configurar el inicio de sesión con contraseña, ya que esto asegura que aun cuando la laptop entra en modo ahorro de energía, una vez se la vuelva a activar, sea necesario volver a introducir la contraseña.

4. Habilita la opción “Encontrar mi dispositivo”

La mayoría de los teléfonos, laptops y tablets cuentan con la opción de saber dónde se encuentran físicamente.
Si te has olvidado tu aparato en algún lado, o alguien se lo ha llevado, con esta opción, puedes rastrearlo físicamente y con suerte recuperarlo.
Para los dispositivos con Android, con solo loguearte con tu cuenta de Google en cualquier otro aparato, puedes localizar el dispositivo perdido. Tiene opciones de localización mediante GPS, hacer sonar el móvil, o en caso de robo, puedes borrar todos los datos de forma remota.
Windows introdujo algo similar en el 2015 en Windows 10, pero solo funciona si el dispositivo se encuentra logueado con una cuenta de Microsoft. Así que es un detalle extra de seguridad a tener en cuenta.

5. Vigila tu pantalla

Nunca dejes tus dispositivos desatendidos. Un segundo de descuido puede ser la oportunidad para que un extraño acceda a tu información.
Por ejemplo, si te encuentras en un café y dejas tu laptop abierta cuando vas al baño, no solo expones a que te la roben, sino que cualquiera pueda ver lo que estás haciendo y acceder a información importante como contraseñas, números de tarjetas de crédito, etc.
Lo mejor es nunca dejar los aparatos solos en un lugar público, y si tienes que levantarte del sitio por un momento breve, baja la tapa de la laptop, si alguien llegase a levantarla y la misma está protegida por contraseña, no podrá accederla.
Además procura ser cuidadoso cuando te encuentras en el transporte público, la estación de ómnibus, o el aeropuerto. Asegúrate que nadie esté mirando por encima de tu hombro cuando usas tu móvil o laptop en esos lugares públicos.
Conclusión
Viajar supone mucho placer y diversión, conocer nuevos lugares y personas, pero también implica muchos preparativos y ser cautos en cuanto a la seguridad.
Nuestros dispositivos son nuestras herramientas básicas cuando nos encontramos de viaje y por eso mismo debemos proporcionarles la mayor seguridad posible.
Desde elegir la funda o bolso adecuado para transportarlos, hasta las configuraciones más seguras para recuperarlos en caso de robo o extravío, todos estos puntos valen la pena tenerse en cuenta, no sólo para preservar nuestros aparatos sino también nuestra privacidad y seguridad.

Imágenes cedidas: Shutterstock.com