knx lot entrevista jung

Hablamos con el presidente de la asociación KNX España sobre los retos de la entidad y del sector de la domótica en los próximos años.
El pasado mes de julio, Antonio Moreno, director técnico de Jung Electro Ibérica fue nombrado presidente de la Asociación KNX España, dando el relevo a Álvaro Mallol.
—¿Qué significa para usted su nombramiento como presidente de la asociación KNX España?
—Siempre es un honor y una satisfacción estar al frente de una organización como KNX España. En mi caso aún más, ya que estuve en este mismo cargo en una etapa anterior de la que guardo muy buenos recuerdos.
—¿Qué objetivos se ha marcado como presidente?
—Esta asociación ha seguido una senda ascendente en los últimos años, tanto en número de asociados como en posicionamiento en el mercado o actividades. Un mérito que se debe atribuir no solamente al anterior presidente y al comité de gobierno, sino también a todos los asociados. Mi intención es continuar por el mismo camino para consolidar lo que ya se ha conseguido y seguir mejorando.
—Su trayectoria en la asociación es larga. ¿Cómo han evolucionado sus actuaciones?
—Cuando inicié mi anterior etapa como presidente no estaban las cosas como ahora. El mercado de la domótica estaba aún muy verde, KNX España tenía problemas internos y no se contaba mucho con ella. Hubo que hacer una gran labor desde el comité de gobierno para sacar a flote la situación. Y se consiguió.
—¿Cómo definiría el estado de la automatización en los hoteles españoles con respecto al resto de Europa?
—España es un referente a nivel hotelero. Nuestros empresarios tienen más experiencia y son más innovadores que los del resto de Europa y eso se refleja en la demanda de automatización.
Antonio Moreno (Jung)
—Nos gustaría saber algo más sobre futuras actuaciones de KNX en temas como la ciberseguridad, el Internet de las cosas y las buenas prácticas profesionales.
—Los dos primeros aspectos son temas más bien técnicos que se están desarrollando desde la KNX Association en colaboración con los fabricantes. La tecnología KNX Secure aportará mucho en cuanto a la seguridad de las instalaciones contra ataques informáticos. El protocolo ya está definido y ahora falta que los fabricantes vayan lanzando sus dispositivos seguros. El Internet de las cosas es un tema de vital importancia para el futuro de esta tecnología. En este aspecto no hay nada definitivamente establecido. La KNX Association está trabajando en una forma de funcionar respecto de la nube, y a partir de ahí se empezarán los desarrollos. El tercer punto es más urgente y lo estamos trabajando desde KNX España. Necesitamos definir una forma de proceder a nivel documental y de archivos informáticos por parte del integrador o instalador. Si eso no se hace bien, muchos usuarios finales pueden tener malas experiencias que perjudiquen al sistema KNX en particular y a la domótica en general. Nosotros ya hemos hecho público un documento en ese sentido.
—¿Por dónde pasa el futuro de la asociación, y de las empresas del sector?
—La evolución del sector de la domótica solamente puede ser ascendente. Lo rápido que vaya dependerá de factores como la coyuntura económica y social y del buen hacer tanto de fabricantes como de instaladores, integradores y proyectistas. Pero soy muy optimista en general.