girona cataluña

Girona es la provincia que más escapadas de fin de semana vende, ya que concentra el 60% de los ingresos del total de Cataluña durante el verano, según datos de Weekendesk.es, empresa especializada en escapadas temáticas de fin de semana.

El crecimiento de las reservas se sitúa en un 3% en comparación con el mismo periodo del año pasado. Los destinos costeros son los que más ventas acumulan, destacando especialmente Sant Feliu de Guíxols, Lloret de Mar, Platja d’Aro o Torroella de Montgrí.

Por otra parte, Lleida es la provincia que ha experimentado un mayor crecimiento en las reservas de viajes de fin de semana, con un aumento del 17% en comparación con el verano de 2018. Weekendesk ha publicado que los pueblos medievales y el turismo de montaña en el pirineo catalán, más concretamente en Llavorsí, Vielha, La Seu d’Urgell, Caldes de Boi o Rocallaura, han duplicado su facturación con respecto al año anterior.

Cataluña continúa en crecimiento

Asimismo, cabe destacar que Cataluña es el destino más vendido para turistas, acumulando un 8% de las ventas totales de Weekendesk en el territorio español, y un incremento del 2% en la facturación con respecto al año anterior.

La tendencia basada en huir de las masificaciones, buscando unas vacaciones sin aglomeraciones centradas en la naturaleza y el bienestar, ha hecho que la provincia catalana sea uno de los destinos preferidos a los que escaparse. Por este motivo, se mantiene como destino preferido entre visitantes del Norte y franceses, con un incremento del 6% en el gasto medio por visitante, siendo el precio de la cesta de un total de 210 euros.

“Cataluña es el principal reclamo para turistas que quieren pasar unas vacaciones de relax, centrándose en darse los placeres que normalmente no pueden por el motivo que sea. El aumento de esta tendencia se debe a la búsqueda de la desconexión y la tranquilidad. Por este motivo, Girona se ha convertido en la absoluta protagonista del turismo catalán”, explica Brigitte Hidalgo, directora adjunta de Weekendesk.es.

Sin embargo, no es solamente la región que más visitantes recibe, sino también la que más se mueve, siendo el segundo cliente que más reservas hace a través del portal. En cuanto a distancia, los catalanes buscan escapadas a 55 km. de casa, mientras que el desplazamiento medio de los usuarios del portal se sitúa en torno a los 85 km.

Aventura, bienestar y gastroturismo

A la hora de hacer una escapada, invertir tiempo en nosotros mismos es una tendencia que está al alza. Relajación, realizar actividades que normalmente no hacemos, por falta de tiempo, y darnos un capricho degustando los manjares de la zona son los principales reclamos que busca el turista en la región, siendo las escapadas gastronómicas las que más crecen con un aumento del 14% respecto del ejercicio anterior.

En especial, destaca el aumento en reservas en un 5% en escapadas que incluyen una cata o degustación, siendo las de cerveza, vino o quesos las favoritas. El turismo de bienestar o wellness ha experimentado un crecimiento del 8% y, concretamente, la balneoterapia ha ganado terreno con un crecimiento de casi cinco puntos comparándolo con julio de 2018.

Las actividades más demandadas son las relacionadas con aventura y adrenalina en pueblos de montaña, como Llavorsí, Vielha, La Seu d’Urgell o Caldes de Boi, que han duplicado su facturación en comparación al año pasado. Los increíbles paisajes y el buen clima hacen que Cataluña sea uno de los destinos favoritos para practicar actividades que normalmente se salen de lo común, como por ejemplo rafting, paseos a caballo, kayak por la Costa Brava, rutas en 4×4 o vuelos en aeroplano.