Paradores apuesta por la carne 100% raza autóctona.
Chuletón Parador de Ávila.

La hotelera pública Paradores de Turismo pone en marcha una nueva apuesta gastronómica: los productos 100% Raza Autóctona. Con el apoyo del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, potenciará este tipo de productos en los restaurantes de sus hoteles.
El primer establecimiento que llevará a cabo este proyecto será el Parador de Ávila. No obstante, la cadena pretende hacerlo extensivo al resto de hoteles de la Red. De este modo, será el de Ávila el primero en servir ternera 100% Raza Avileña-Negra Ibérica, que se suma a una oferta con una gran variedad de esta raza bovina, madurados en seco y cocinados en las brasas de un horno Josper.
La variedad 100% Raza Avileña-Negra Ibérica obtuvo la primera denominación de carne fresca amparada de España y entró en el primer grupo aprobado en la Unión Europea como ‘Indicación Geográfica Protegida’.

Su nueva propuesta: entre tradición y vanguardia

Con motivo de esta primera acción, el restaurante de Ávila celebró el pasado viernes 17 de mayo una cena elaborada íntegramente con productos de esta variedad, una de las terneras más reconocidas en el ámbito nacional. Así, su equipo de cocina diseñó una propuesta que trata de conjugar la tradición y la vanguardia, con un aperitivo de bienvenida compuesto por croquetas de ternera y leche frita, empanada de verduras y morcillo picante.
Como entradas frías, steak tartar y encurtidos caseros, escabeche ahumado de roast beef tratado como ensalada y verduras asadas a la brasa. Un guiso de carrilleras y crujientes de rabo de ternera con micro verduras como antesala del plato fuerte: a elegir, chuletón o solomillo madurados a la plancha y parrilla con chimichurri casero, sal rosada, patatas y pimientos. Y, para finalizar, un postre micológico a base de criadillas de tierra, conocidas como la trufa extremeña, y helado de queso de cabra 100% raza autóctona.
El sello 100% Raza Autóctona permite a los consumidores conocer la procedencia de los productos y garantiza la pureza de las razas que son parte del patrimonio genético animal nacional. En esta línea, Paradores de Turismo apuesta por la gastronomía regional y la calidad de sus productos, mostrando su compromiso con el entorno y el desarrollo social.