camas sin hacer plagas de chinches

Hace más de 50 años que las plagas de chinches de cama se habían extinguido prácticamente, pero la gran afluencia de viajes y el turismo las han hecho aparecer de nuevo, poniendo en alerta a hoteleros y otros negocios que se ven afectados por este repunte.

“Se trata de una plaga que estaba prácticamente extinguida desde 1950. El incremento de los viajes y el turismo, el tránsito de mercancías y equipajes contaminados, junto con la falta de inspecciones hacen de maletas y viajeros el medio de transporte perfecto para las chinches de cama, que en este sentido han sufrido un aumento debido a la globalización”, comenta Ignacio Santamarta, Responsable de Sistemas Integrados de Ezsa, empresa española de controplal de plagas.

Campaña #sinchinches

Una vez eliminada la plaga de chinches hay muchas posibilidades de volver a sufrir otra. Por ello, Santamarta recomienda prestar especial atención a las zonas más conflictivas: “Deben revisarse bien las ropas de cama, cabeceros y somieres, haciendo hincapié en hoteles y casas de alquiler, donde existe tránsito de viajeros”, finaliza.

Ezsa acaba de lanzar una campaña bajo el nombre #sinchinches hasta el próximo 30 de abril. En ella, ofrece tratamientos gratuitos a todas las asociaciones sin ánimo de lucro con el objetivo de eliminar y controlar las chinches de cama, encargándose de la inspección, el tratamiento necesario  y las recomendaciones correspondientes.

Imágenes cedidas: Shutterstock.com