airbnb catástrofes

Airbnb suma ya más de 17.000 noches en su programa Open Homes, una herramienta voluntaria donde los anfitriones ofrecen casas y habitaciones sin cargo para personas en ciudades que atraviesan una emergencia, como puede ser un huracán o una inundación. Estas viviendas se destinan a personas desplazadas de sus hogares o a aquellas que hayan llegado la zona para brindar su ayuda.
Pero ahora, Airbnb está probando una nueva versión de su programa: los anfitriones, y cualquier persona que esté dispuesta a ceder un hueco en su vivienda para personas afectadas por cualquier tipo de emergencia, pueden registrarse en la plataforma para formar parte de una lista de espera que se abrirá en caso de catástrofes. 
A partir de este verano, San José, en California, será la primera ciudad en usar este listado a modo de prueba. El plan es extenderlo a más ciudades durante el año y, poco a poco, a todo el mundo.
La idea de expandir Open Homes surgió de la idea de Airbnb de optimizar su programa de cara a crisis humanitarias. Hasta 9.000 hogares se han ofrecido en más de 90 desastres, si bien descubrieron que había una brecha entre el momento de la catástrofe y el de reclutar voluntarios y viviendas disponibles. Unas horas, o días, que pueden ser críticas para las personas afectadas.

La elección de San José

La elección de la ciudad de San José se debe, principalmente, a que en 2017 dependió de Airbnb para proporcionar viviendas a las personas desplazadas durante fuertes inundaciones. La ciudad necesitó evacuar y encontrar alojamiento a 14.000 familias. Además, al ser la ciudad más grande de Silicon Valley, está muy predispuesta a beneficiarse de todo aquello que la tecnología pueda aportar. 
“La tecnología ha cambiado e impactado en nuestra economía, pero también sabemos que la medida esconde un enfoque solidario y colaborativo extraordinario“, reconoció su alcalde.

Imágenes cedidas: Shutterstock.com