turismo familiar

El turismo familiar tuvo en España tuvo un impacto directo superior a los 18.500 millones de euros en 2017, un 7,3% más que el año anterior, según un estudio de la Federación Española de Familias Numerosas (FEFN) y la consultora DNA Expertus.

El informe, que analiza las pautas de consumo turístico de las familias en España, apunta que el turismo de sol y playa registra un descenso del 12,5%, aunque continúa en el primer puesto de preferencias.

Por el contrario, los viajes culturales y de naturaleza siguen al alza, con una subida del 1,4% y 11,2%, respectivamente; así como el turismo gastronómico, que sube un 3%.

El estudio refleja que las familias españolas viajan más e incrementan el gasto en sus vacaciones o escapadas. El 92,8% de los encuestados ha señalado que al menos ha realizado un viaje de vacaciones familiar en el último año, lo que supone un aumento del 1,1% con respecto al anterior estudio, presentado en octubre de 2016.

Las familias realizan más de un viaje

La mayoría de las familias realiza dos viajes al año, el 30,7% del total, lo que supone un 0,5% más que el período anterior, seguidas de las que realizan tres viajes, el 26,1%, con un incremento de 3,8%.

Asimismo, el 22,9% de las familias viaja cuatro veces o más al año, cifra que ha aumentado un 2,7% en comparación con 2016. Por el contrario, las que realizan un viaje disminuyen notablemente, un 7,1%.

El informe destaca que, en el último año, se ha cuantificado un incremento de los viajes en diciembre y en abril, un 8,7% y un 6,8%, respectivamente.

Las familias prefieren hoteles

El alojamiento más utilizado por el turismo familiar fue el hotelero de categoría media-alta (38,9%), seguido de las casas de familiares/amigos (37,6%), los apartamentos turísticos (27,5%) y los alojamientos rurales (23,7%).

La recogida de información del estudio se efectuó en noviembre de 2017, mediante una encuesta realizada por 765 personas.

Imágenes cedidas: Shutterstock.com