La Generación Y –nacidos entre los años 1980 y principios de 1990– son quienes más se centran en buscar herramientas y tácticas digitales que vayan de la mano de la innovación y la sostenibilidad. De hecho, el 76% de los millenials cree que su negocio ha de tener un impacto social positivo y otro 67% considera que los líderes empresariales se han de comprometer a ayudar a mejorar la sociedad, según la “Encuesta a Millenials 2017” de Deloitte.
«En los últimos diez años el volumen y los tipos de desafíos ambientales y sociales internacionales han aumentado exponencialmente», indica la directora general de MCI en España, Sandrine Castres, en relación a la sostenibilidad, que es un elemento cada vez más valorado por los millenials.
En la industria de la organización de eventos, sobretodo en aquellos que están dirigidos por y para millenials, la sostenibilidad es una estrategia al alza, ya sea en la aplicación de técnicas de reciclaje, en ahorro en la provisión de comida y bebida o por el uso de materiales reutilizables. Según la «Encuesta a Millenials 2017» realizada por Deloitte, el 76% de los millenials cree que su negocio ha de tener un impacto social positivo y otro 67% considera que los líderes empresariales se han de compromenter a ayudar a mejorar la sociedad. Es más, desde Lightspeed indican que uno de cada diez millenials abandonaría sus empleos si viera que su empresa no es sostenible y estarían dispuestos a rechazar ofertas de trabajo si la organización no opera bajo criterios de sostenibilidad.
En España, la sostenibilidad es uno de los retos más importantes a los que hacen frente los diferentes actores del sector, ya continúa la creencia de que conlleva un mayor esfuerzo económico. En cambio, países como Estados Unidos o Reino Unido son una referencia en materia de sostenibilidad, ya que aplican normativas que obligan a las empresas a regirse por los estándares promovidos desde la Unión Europea y la ONU.
«El sector ha de ser ambicioso en materia de sostenibilidad, pues en nuestra mano está reducir ostensiblemente las emisiones de dióxido de carbono», explica Castres. Por ejemplo, MCI « ha reducido las emisiones de carbono desde 2007, y tan sólo en 2016 realizamos 112 eventos sostenibles».

Imágenes cedidas: MCI