El turismo rural en España creció durante 2016 y la previsión es que siga haciéndolo durante 2017. Superados en buena parte los malos vientos que han zarandeado a este sector durante los últimos años, las cifras revelan un crecimiento significativo tanto de búsquedas en Internet como de ocupación de alojamientos. Y no solo en puentes o las fechas más señaladas del año.
Buena parte de esos datos los revela el Observatorio de Turismo Rural, elaborado por EscapadaRural.com, que engloba la mayor parte de los alojamientos españoles dentro de ese sector específico. Entre ellos, llama la atención el hecho de que en 2016 se realizaron un 42,4% más de búsquedas por Internet de alojamientos rurales respecto a 2015. En cuanto a ocupación, Semana Santa y Nochevieja supusieron el punto álgido, con un 72% y 73% respectivamente.
Muy significativo es el dato referido a la ocupación durante los meses de verano, cuyo porcentaje aumentó de una forma muy significativa: un 15,6%, registrando un 37% de plazas ocupadas.
Las previsiones para este año son muy buenas, empujadas por la celebración del Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, instituido por la ONU. Según Ana Alonso, directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de EscapadaRural.com, «el turismo sostenible y respetuoso con el Medio Ambiente entronca directamente con la actividad de los propietarios que ofrecen sus alojamientos en nuestro portal y que buscan contribuir a los tres pilares de la sostenibilidad: económico, social y de medio ambiente».
Según esta misma empresa, el 65,3% de quienes reservan en el medio rural localizan el alojamiento a través de portales especializados, sobre todo aquellos clientes que tienen un mayor presupuesto (los de menor poder adquisitivo prefieren utilizar el teléfono para reservar su estancia). También, que los que más gastan suelen ser proclives a dejar más comentarios y opiniones en la red.
Como dato curioso, los viajeros con un mayor índice de consumo eligen Cataluña, Asturias y Castilla-León como lugares ideales para sus escapadas rurales. De ellos, los que recibe Cataluña dedican la mayor parte de su presupuesto al pago del alojamiento, frente a los de las otras dos comunidades autónomas, que lo hacen para pagar actividades lúdicas o para la gastronomía. Por contra, los que menos gastan eligen de forma mayoritaria Andalucía y dedican la mayor parte de su presupuesto a pagar el alojamiento.
Y otro apunte más: entre los clientes que más gastan en sus viajes al medio rural, el 85,1% tiene en cuenta las fotografías del establecimiento como el elemento principal para la toma de su decisión de reservar o no en un alojamiento concreto, frente al 92,9% de los que menos gastan, que deciden en función del precio.

Imágenes cedidas: EscapadaRural.com