El Open Innovation Market Place reunió a las startups más disruptivas en sectores críticos para la economía española. En sesiones de una hora por cada industria, las startups presentaron sus nuevos modelos de negocio en pitchs de 5 minutos. El objetivo final de estas sesiones era ser punto de encuentro entre emprendedores e inversores, mostrando nuevos modelos de negocio que integran la tecnología como parte de su ADN, y no como una herramienta facilitadora en la gestión de negocio.

Se han defendido un total de 50 proyectos empresariales, de los cuáles 8 eran del sector de los viajes y el turismo. Entre las empresas participantes destacan entre otras, TicketsUp, Hotel Servicers, Free Touring o Muser.