Es habitual hablar de los factores positivos y de las metodologías que nos llevan al éxito en base a nuestra experiencia o a la experiencia de modelos que nos resultan interesantes. Esta vez nos hemos ido por la parte negativa de la dirección de un hotel, y nos parecía interesante dar la visión de esos hábitos y costumbres negativos para el funcionamiento de un alojamiento turístico. Legar o no a unos objetivos esperados reside en pequeños detalles que contribuyen a una gestión óptima, sobre todo en la parte en la que respecta al hotel como grupo humano.
A modo de correctivo y de toque de atención a los directores, os dejamos esta pequeña infografía con siete claves negativas que nos permitirán conocer algunas manías de la dirección y poder tomar medidas para que esos pequeños detalles que influyen en una gestión deficiente se corrijan, y nos permitan seguir mejorando.
Infografiìa-Mal-director

Imágenes cedidas: Shutterstock