Juniper Research ha revelado su ranking de ciudades inteligentes a nivel mundial. Las cinco primeras ciudades han sido, en este orden: Barcelona, Nueva York, Londres, Niza y Singapur. La puntuación de Juniper ha sido establecida a partir de un análisis de las capacidades “inteligentes” de cada ciudad, con especial énfasis en el uso de las redes inteligentes, gestión del tráfico y alumbrado público, junto a aspectos tales como la capacidad tecnológica y la cohesión social, entre otros.
Barcelona, ​​puntuó consistentemente en todas las métricas y sirve como un modelo interesante de éxito de la que otros destinos puedan aprender, reforzada por iniciativas ambientalmente sostenibles.
Otras ciudades, como Nueva York y Londres, todavía requieren un mayor énfasis en la ejecución de proyectos ambientalmente positivos, a pesar de la excelencia en áreas tales como la capacidad tecnológica y la voluntad de colaborar con los ciudadanos a través de proyectos de open data.
El último informe de Juniper, Smart Cities: Estrategias, energía, emisiones y ahorro de costes 2014-2019, ha concluido que las iniciativas de redes inteligentes alcanzarán 10.000 millones de ahorros anuales en 2019 a través de una combinación de un menor consumo de energía y reducción de emisiones en las ciudades inteligentes.
El informe descubrió que, a pesar de las diferencias sustanciales en la regulación del mercado de la energía y la política, hay un fuerte deseo a escala mundial de implementar una ‘red más inteligente’. Preocupaciones energéticas nacionales, causadas por las políticas de reducción de emisiones, la pérdida de la línea de transmisión y fiabilidad de la red se encuentran entre los numerosos factores que impulsan la necesidad de hacer la transición a una red ‘2-way’.
Imagen Barcelona vía Shutterstock