A partir de ahora los clientes del Barceló Castillo Beach Resort (Fuerteventura) tendrán un motivo más para recorrer sus amplias y recientemente renovadas instalaciones: utilizar las nuevas tecnologías para descubrir gran parte de la flora autóctona canaria, distribuida en unos preciosos jardines que ocupan una superficie de 80.000 metros cuadrados.
Para ello bastará tener un dispositivo móvil capaz de leer los códigos QR con los que han sido identificadas las más de 130 especies existentes, y al hacerlo accederán directamente a una página web con el nombre y las características de cada planta.
De esta manera los turistas podrán compaginar su estancia en el hotel con una actividad ecológica que les dará a conocer algunos de los ejemplares más conocidos de Fuerteventura como la Senecio kleinia, la Phoenix canariensis, la Euphorbia canariensis, la Dracaena draco o el Aloe Vera, entre muchos otros.