ESNEPI, escuela de negocios del Pirineo y entidad organizadora de las jornadas, junto al Plan de Competitividad Turística de la Comarca de La Ribagorza, en estrecha colaboración con Barrabés, empresa del Pirineo ejemplo de visión y adaptación a la realidad global, el Ayuntamiento de Benasque y el CEDESOR (grupo leader del territorio); han unido sus esfuerzos para hacer realidad estas jornadas, celebradas los días 2 y 3 de noviembre en Benasque.


El mundo está en constante evolución y transformación tanto tecnológica como sociológica, y el Pirineo no puede ser ajeno a esta transformación. Una transformación que pone en evidencia tres aspectos clave en el nuevo contexto: Globalización, Socialización, Personalización. Es la idea en la que se basan las jornadas sobre turismo 2.0 que se celebran estos días en Benasque.
 
 
Con estas jornadas, la organización quiere acercar a los asistentes a una serie de planteamiento que concluyan que:
 
 
1.- El mundo es global.
 
2.- El turista ha cambiado, ya no es el “veraneante de un mes” es el que viene a hacer algo concreto y más o menos rápido, es decir a “vivir una experiencia”.
 
3.- El cliente ya no sólo viene por el Pirineo sino que viene a disfrutar de una actividad que hemos debido de construir y promocionar antes y normalmente entre todos.
 
4.- La promoción, la comercialización y la venta tiene casi una única herramienta tan accesible como difícil de utilizar bien: internet y las redes sociales.
 
5.- Ser eficientes en la comercialización requiere de cono- cimiento y de capacidad de adaptación a nuevas modas que cambian cada día.
 
6.- Realmente tenemos la posibilidad de comprender y dominar esta nueva realidad pero que todo ello pasa por actitud personal, esfuerzo, formación y ganas de hacer las cosas según marcan los tiempos y no por costumbre.
 
7.- Seguimos siendo un lugar de turismo privilegiado, que los últimos años hemos trabajado mucho y bien, que somos profesionales, que tenemos futuro, que el Pirineo es un buen aliado para nuestro futuro pero que además del Pirineo necesitamos conocimiento y adaptación a la nueva realidad.